Once muertos en campo militar ruso cerca de Ucrania

Al menos once personas murieron y quince resultaron heridas el sábado en un tiroteo en un campo de entrenamiento militar ruso en la región de Belgorod, fronteriza con Ucrania, informó el Ministerio ruso de Defensa, que denunció un «atentado».

Este tiroteo se produce en plena movilización militar en Rusia, decretada el 21 de septiembre tras los reveses sufridos por el ejército ruso en el frente ucraniano y tras una semana de bombardeos de Ucrania en la región de Belgorod.

«El 15 de octubre, en un campo militar del distrito militar de Uest, en la región de Belgorod, dos ciudadanos oriundos de un país de la CEI cometieron un atentado», indicó el comunicado oficial, en referencia a la Comunidad de Estados Independientes (CEI), formada por varias exrepúblicas soviéticas.

«Durante un entrenamiento de tiro de voluntarios para tomar parte en la operación militar especial [de las tropas rusas en Ucrania], los terroristas abrieron fuego con armas automáticas contra miembros de la unidad», detalla el ministerio.

«En el tiroteo, 11 personas murieron. Quince resultaron con heridas de diversa gravedad y fueron trasladadas a establecimientos sanitarios para ser atendidas», indica.

«Los dos terroristas fueron abatidos por disparos de réplica», concluyó el texto sin ofrecer más precisiones sobre la identidad de los fallecidos.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó el 21 de septiembre una movilización militar «parcial» para reforzar los contingentes en Ucrania, donde las tropas rusas sufrieron varios reveses.

El ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigu, indicó a inicios de octubre que más de 200.000 personas habían sido alistadas en las fuerzas rusas desde el anuncio de esa movilización.

Decenas de miles han huido del país para evitar el reclutamiento forzoso.

En los últimos días, la tensión ha ido en aumento en la región de Belgorod, donde las autoridades han señalado casi a diario ataques procedentes de Ucrania.

El sábado, el gobernador local anunció un bombardeo en un depósito de petróleo cerca de Belgorod, capital de la región del mismo nombre.

El viernes, una central eléctrica fue alcanzada, lo que provocó cortes de electricidad en la zona, según la misma fuente.

El tiroteo sobre un terreno militar se produce después de que el poder ruso advirtiera que podían producirse «ataques terroristas» ucranianos.

Los servicios de seguridad rusos (FSB) indicaron el miércoles que habían detenido a ocho personas sospechosas de haber participado en el ataque con explosivos que dañó el puente de Crimea el 8 de octubre.

También aseguraron que habían desactivado otros dos intentos de ataques que atribuyeron a Kiev.

Rusia ha vivido en los últimos años incidentes con armas en los cuarteles del país en un contexto de novatadas, un problema que ha afectado al ejército ruso durante mucho tiempo.

Facebook Comments Box

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.